Religión|
La justicia polaca ratifica la presencia de un crucifijo en el Parlamento
Afirma que es un «símbolo de identidad y de cultura nacional», frente a la demanda de un partido antireligioso que pedía retirarlo
Agencia Efe, 09/12/2013
Algunos países no olvidan su tradición cristiana y de libertad


Un tribunal de Varsovia dictaminó ayer que el crucifijo podrá permanecer en el Parlamento de Polonia ya que, según la sentencia, "no infringe ningún derecho". El veredicto rechaza así la demanda presentada por el partido polaco Movimiento Palikot, una fuerza liberal-anticlerical, que pedía retirar la cruz de la cámara baja.

"Aunque la cruz es un símbolo religioso, no puede ser ignorada su importancia como un símbolo de la identidad nacional y la culturapolaca", argumentó el tribunal.

La decisión judicial pone fin a este proceso, iniciado en 2011 cuando un grupo de diputados llevó a los tribunales la presencia del crucifijo en la pared frontal del hemiciclo que preside la sala principal. Según los demandantes la presencia de la cruz "viola sus derechos a la libertad de conciencia y de religión", a la vez que contraviene lo dispuesto por la Constitución de Polonia y por las directivas de la Unión Europea.

Tras el veredicto, el líder del partido Movimiento Palikot, Janusz Palikot, uno de los demandantes, criticó la resolución judicial y adelantó que llevarán el caso al tribunal de Derechos Humanos de Estrasburgo.

La cruz está en el Parlamento de Polonia desde 2007, donde fue colgada de manera espontánea sin que nadie la haya retirado desde entonces. En 2011 una encuesta de opinión reveló que el 71% de polacos estaban a favor de la permanencia de la cruz.