Ganar la sociedad, ganar la calle y la política.

publicado a la‎(s)‎ 29 mar. 2010 12:23 por CirculoCarlista .com   [ actualizado el 29 mar. 2010 12:43 ]
Pamplona, 25 de marzo de 2010. Un Sí a la vida, sin condiciones ni excepciones, se ha pronunciado en voz muy alta en el Paseo de Sarasate de Pamplona el Día Internacional por la Vida, día 25 de abril. Un enérgico Sí a la vida, contra la Ley de 2010 y su precedente la de 1985, se ha pronunciado en la Concentración por la Vida, sin excepciones, convocada por la Coordinadora navarra por la Vida, en la que la Comunión Tradicionalista Carlista de Navarra participa con muchas otras asociaciones y algunos otros grupos políticos. Es un gozo trabajar con otros muchos en este magno tema.

 

Nuestros jóvenes han participado con esmero en la seguridad de la concentración. Han repartido con ilusión muchas octavillas sobre la Semana por la vida del 22 al 27 de marzo. Han estado en la manifestación como sociedad y como grupo político.

 

Sin exclusivismos y con honradez, muchos jóvenes carlistas han gritado Sí a la vida unidos a asociaciones pro-vida que han dado ejemplo de la lucha por la vida en el ámbito familiar, educacional, social y sanitario, entre las que por su antigüedad y trabajo destaca Andevi. Los jóvenes carlistas y sus familias pertenecen de manera natural y con gozo a unos u otros ámbitos sociales, pero también trabajan para que la vida se defienda sin condiciones ni excepciones en la política Navarra y española. Creen que eso es necesario porque… desgraciadamente los grandes partidos (PSOE, PP…) no la defienden, sino que cada uno, a su modo, la atacan. Lo explicamos muy clarito –y con mucho respeto- en la mesa redonda del Salón Mikel en la que participaron dos políticos de UPN y dos del PP de Navarra. Para sumar de verdad.

 

La anochecida Del día de hoy ha llegado con mal tiempo, con lluvia a mares. “Lo que nos faltaba -decían algunos-”. De ahí los muchos paraguas abiertos. Por eso, han faltado no pocos de los nuestros que hubieran asistido en condiciones normales a la concentración: la edad, la salida del trabajo, las obligaciones familiares, la salud de los niños pequeños... Ahora bien, la Concentración del Día Internacional por la Vida debe efectuarse, pase lo que pase. Y la de este año, con sus diferencias respecto al año anterior, ha sido un éxito de público pro-Vida. Como lo fue la manifestación del pasado 5 de marzo celebrada en el mismo lugar. Un éxito de empuje y organización. Un éxito de aunar fuerzas de instituciones sociales y políticas pro-Vida. Un éxito de entusiasmo, de no ceder y de ganar la calle. Porque es necesario recordar “a la calle”, ganar la calle.

 

La CTC ha desplegado dos grandes pancartas. Una, la habitual que durante años despliega el último día de mes enfrente del Parlamento de Navarra, llueva o no, haga frío o calor, sea agosto o diciembre: “ABORTO NO. Dios ama al embrión. CTC”. Este año ha sumado otra pancarta más: “Aborto criminal. Fuera subvención. CTC”. Ha sido necesario, porque los brazos de los jóvenes de la CTC de Navarra lo exigían. Y también lo exigía el entusiasmo y unidad del público asistente.

 

Con la honradez que rechaza el monopolio de un hermosísimo acto de muchas asociaciones, la CTC ha estado presente, en su sitio, con un rotundo: “Sí, a la vida”. Como otras veces. Como el año pasado. Como el que viene. Siempre que haga falta. 

 

Damos las gracias a todos los asistentes pro-vida, de cualquier asociación que sean, por su ilusión, esfuerzos y gran esperanza. Cada cual que cumpla con su obligación y dispense a todos sus brazos y amores. Como parte de la sociedad; donde sea. Nuestras gracias a todos los carlistas, jóvenes o menos jóvenes, que han participado o bien que deseaban participar pero no han podido. Este año, queridos jóvenes, habéis estado mucho más activos que el año pasado; mi rotunda enhorabuena. Sí; gracias a todos.

 

Mañana finaliza la semana por la vida de 2010. Pero la presencia, la “movida”, la unión de todos, las pancartas, las octavillas, el buzoneo que debe hacerse, las conferencias en los colegios e institutos, el impulso de una casa de acogida, la oración de los cristianos… sigue todo el año, mes a mes, día a día. A arrimar todos, unidos, el hombro, como porteadores de un nuevo Paso de Semana Santa, que podría ser intitulado: “los niños, los nuevos crucificados”. Con la vista puesta en el cielo, los brazos trabajando en la tierra, y el corazón lleno de entusiasmo y esperanza. Esto, ¡sí que merece la pena!

 

José Fermín Garralda

 

Presidente de la CTC de Navarra