Asociaciones contrarias a Ciudadanía critican la «ética común» que busca el Gobierno

publicado a la‎(s)‎ 16 mar. 2009 13:52 por CirculoCarlista .com   [ actualizado el 16 mar. 2009 13:53 ]
Oviedo (Fuente www.lne.es 14/03/2009)- «La objeción de conciencia es un derecho que reconoce la Constitución española, pero en el caso de Educación para la Ciudadanía (EpC) no es así, aunque pretenda normalizar el aborto o la eutanasia e incluso quitar a los padres la educación de sus hijos. ¿Por qué?».

Ésta fue una de las preguntas que se formularon los representantes de asociaciones inspiradas en el humanismo cristiano que participaron anteayer en la mesa redonda «La Educación para la Ciudadanía», celebrada en el Club Prensa Asturiana de LA NUEVA ESPAÑA. Organizado por la Comunión Tradicionalista Carlista (CTC), el acto fue presentado por María Cuervo-Arango, presidenta de la CTC. Participaron José Luis Bazán (Profesionales para la Ética), José Luis Lafuente (Foro de la Familia), Javier Ventas (Asturias Educa en Libertad) y Javier Álvarez (CTC de Asturias).

María Cuervo-Arango fue contundente: «Están machacando a España intentando manipular la conciencia de los niños y esto es espantoso». José Luis Lafuente se refirió a las sentencias del Supremo. «Queda todavía el recurso de amparo». Bazán criticó la tesis del Gobierno de «imponer una ética común, como la del aborto o la eutanasia. Estamos a merced del poder», lamentó. Por su parte, Javier Ventas puso en duda que «ganemos esta batalla porque la sociedad está adormecida y el poder, muy bien organizado».

¿Y qué hacen los colegios? «La mayoría nos ha traicionado, especialmente los católicos. Nos dejan tirados en la estacada mientras ellos van a mantener las subvenciones, aunque también hay excepciones». El acto lo cerró Javier Álvarez. Como carlista reclamó «un Estado confesional», censuró «la infausta doctrina que quiere destruir la sociedad» y calificó de «injerencia intolerable» la imposición de EpC.

Comments