Opinión| Fueros para todos, muy bien, pero verdaderamente fueros
Por José Fermín Garralda Arizcun

Sábado, 14/04/2012

Ante la propuesta de doña Esperanza Aguirre, presidente de la C.A. de Madrid (PP), de recentralizar parte de las funciones que el Estado ha delegado en las Comunidades Autónomas, todo ello con el objeto de recortar gasto público, el digital Hispanidad ha entrevistado al diputado de UPN don Carlos Salvador, que pide lo contrario que Esperanza Aguirre: pide un régimen Foral para todos.

Así informa José Ángel Gutiérrez en "Hispanidad", miércoles 11-IV-2012:

" (...) En ese sentido, Salvador se ha mostrado partidario de un sistema como el foral navarro trasladable a otras comunidades para lograr que la gestión de las autonomías sea más eficaz, pero con algunas condiciones: "Es el viejo principio de que no quieras tú lo que no quieres para ti y viceversa". "Nosotros creemos que es un modelo que funciona en Navarra y que genera una corresponsabilidad y una tensión en el administrador mayor que el que únicamente gestiona una central de gasto". "Pero tiene que haber dos condicionantes sine qua non: uno, un sistema de coordinación eficaz. Y dos: lealtad institucional. Porque quien quisiera interpretar un sistema así como la pista de despegue del sistema y con un objetivo distinto, yo no podría avalarlo", en clara alusión a los nacionalismos (...)".

Nos parece estupendo que don Carlos Salvador hable del régimen Foral en foros nacionales y que lo considere tan saludable como para trasladarlo a las restantes comunidades. No vaya a ser que de triunfar la idea de Aguirre, Navarra quede en trance de perder lo que no es delegación como ocurre en las restantes Comunidades, sino derecho propio. Este es el punto principal: los Estatutos de Autonomía son delegación del Estado y el Fuero es derecho propio. No vaya a ser también que los malos gestores arrastren en su caída o pérdida de competentencias a los buenos gestores como los navarros para Navarra. Por eso, nuestra enhorabuena a don Carlos Salvador por su rapidez y agudeza en la respuesta. 

Ello nos obliga a realizar algunas precisiones al gran público.

Primera: los carlistas o tradicionalistas fueron quienes defendieron los Fueros frente al centralismo de la Constitución de Cádiz de 1812, que afectaba no sólo a las relaciones entre Madrid y lo que llamaban "provincias", sino también dentro de cada "provincia" en el ámbito político, jurídico, social y de la vida ordinaria. 

Segunda: si decimos de otra manera lo anterior y lo actualizamos, es cierto que la LORAFNA (1982) mantiene el Pacto originario de Navarra con el resto de España y que, por ello, es una Comunidad Foral sin Estatuto de Autonomía y sí con Fueros. Sin embargo y desgraciadamente, Navarra no mantiene los Fueros o concepción foral en su gobierno interior, pues el Gobierno de Navarra es tan centralista como el liberal de la Comunidad de Madrid o de cualquier otra Autonomía. Esto no son Fueros. Además el Parlamento de Navarra ya se ha cargado lo esencial del Fuero privado.

Tercera: el elevadísimo coste de las Autonomías, ya lo anunciaron unos y otros carlistas desde 1978, pues las Autonomías eran de hecho -no jurídicamente- la reproducción del Estado para en territorios más limitados.

Releeo un artículo de Sarafín Argaiz Satelices en "El Pensamiento Navarro" (miércoles, 23-IV-1980) titulado: "Las autonomías a sus precios". Después de valorar positivamente la descentralización etc.dice: "La razón política y práctica nos dice que las autonomías no deben costar absolutamente nada al contribuyente regional ni tampoco al nacional; porque si las cosas se llevan con justicia administrativa y sano criterio tendremos esta escuación:" un presupuesto nacional es sustituido por el presupuesto regional. 

Y sigue:

"Ya aquí viene la inaudita sorpresa que no ha advertido esa masa de votantes de la ley, unos doscientos y pico, todos muy contentos y satisfechos del buen servicio al país que representan: la ley habla solo de RECARGOS para el contribuyente y eso es justamente el precio con lo cual se terminará por despreciar las autonomías (subrayado nuestro) ya que si en medio de una crisis de difícil solución, del paro angustioso, de la descomposición social, del huracán de huelgas y paralizaciones, de la masa ingente de suspensiones de pagos y quiebras, de la espiral inflacionaria, de un presupuesto bimillonario y bastante más que todo eso, de la apatía y la desgana, vamos a crear ahora infinidad de jefaturas de estado, ministerios, subsecretarías,  y todo el aparato burocrático y paralizador que ello supone, todo sacado de las costillas del contribuyente a golpes de amenazas de delitos fiscales, iremos a un presupuesto superior al de los Estados Unidad de América. ¿Han pensado en todo esto los Señores Diputados de la Cámara Baja? (...)"

Algo tarde, pero, al fin, el desprestigio de las Autonomía, de buena parte de la clase política, de la administración y burocracia... ha llegado. Además, los nacionalismos siguen rabiosos contra un sistema liberal que identifica a España con la soberanía nacional, a ésta con el Estado, y a éste con la delegación. ¿Y los derechos propios preconstitucionales y paraconstitucionales... que gozaron los pueblos de España como unidad en la variedad, hasta 1707 y 1812...? Estos son el mejor y mayor mentís y tapabocas a los separatismos. 

Prosigo. Desgraciadamente, Navarra, a pesar de la LORAFNA, ha seguido la moda jurídico-política liberal del control interior, de negar o minusvalorar el principio de subsidiariedad,  una administración todopoderosa, de ampliar el poder político a costa de la sociedad, de reproducir un pequeño Estado. Por eso me extraña que el lema actual de la memoria del Gobierno de Navarra sea: "1212, 1512 y 2012"; les falta "1812", pues si bien no hay centralismo desde Madrid sí lo hay -y mucho más- desde el Parlamento y Gobierno de Navarra. ¡Señores, que lo que importa es la sociedad, cada familia, cada hombre! 

Nos hemos quedado sin libertades y además con un coste económico carísimo. Sr. Salvador: esto concretamente no son Fueros. Necesitamos una reforma a fondo en Navarra para recuperar los Fueros perdidos, que no sólo son "Euzkadi no" y "Pacto eqüe-principal con el resto de los españoles". También Navarra, sr. Salvador, está en una aguda crisis económica.

Tomamos las afirmaciones del sr. Carlos Salvador en lo que tienen de bueno, pero también la dirigimos hacia el actual Gobierno de Navarra, dirigido por su partido, para que retome los Fueros dentro de nuestra Navarra, incluido el respeto hacia el Derecho Privado.

Digamos también que el primer Fuero es el derecho irrenunciable a la vida del concebido y aún no nacido, de manera que la Administración debe hacer obbjeción de conciencia a la Ley del Aborto impuesta desde el Congreso de los Diputados. Así mismo, ¿cómo es que el Sr. Sanz impuso, y además adelantó sin necesidad, la "Educación para la Ciudadanía" -que sigue vigente- conculcando directa y abiertamente el derecho irrenunciable de los padres a la educación de sus hijos?

No es Fuero todo lo que parece ni se dice que es, aunque ciertamente Navarra conserva sus derechos originarios anteriores al Estado y, además, en el viejo Reyno hay gestores de calidad que han reducido la incidencia de la crisis.

Tener, dar ejemplo y recuperar lo mucho perdido. 

ą
CirculoCarlista .com,
17 abr. 2012 12:55