Cultura |
El periodista e historiador Santiago Mata presenta su libro el Holocausto Católico, los Mártires Españoles del Siglo XX
El próximo martes, 28 de enero, a las 19.00 horas, en la Parroquia de la Anunciación de Nuestra Señora de Pozuelo de Alarcón

Madrid, 22/01/2013

El pasado mes de octubre la Iglesia Católica beatificó a 522 mártires españoles del siglo XX. Las biografías de esos nuevos beatos junto a las del resto de las más de 1.500 personas que la Congregación para las Causas de los Santos ha incluido en esa lista se encuentran en el libro Holocausto católico, que el historiador y periodista Santiago Mata presentará el próximo martes, 28 de enero, a las 19.00 horas, en el salón de actos de la Parroquia de la Anunciación de Nuestra Señora de Pozuelo de Alarcón (Cierzo, 1).

El autor de Holocausto católico ha tratado de que sean los protagonistas los que «cuenten» quiénes eran y por qué murieron. Como, por ejemplo, el que protagoniza la portada, que fue fotografiado en Siétamo (Huesca) en agosto de 1936 por el alemán Hans Gutmann (Juan Guzmán). Según el fotógrafo, el retratado era un «sacerdote capturado por las fuerzas republicanas, instantes antes de ser fusilado».

El conocimiento de lo sucedido a los mártires, en concreto ahora y en España a los de la Guerra Civil, es, según Santiago Mata, el mejor remedio contra el resentimiento del que, desgraciadamente, está llena nuestra sociedad: «Parece que recordar crímenes de una guerra, y encima crímenes cometidos todos en un solo bando, no es lo mejor para lograr la paz y la reconciliación. Pero lo que recuerdan los mártires no son los crímenes de uno u otro bando, para los que todo intento de hacer justicia parece no hacer sino ahondar en la espiral del odio. La historia de estas personas revela que lo verdaderamente genuino del cristianismo es el perdón. Y sólo el perdón elimina definitivamente el rencor, porque arrastra consigo, perdonándola, la culpa del que mata. Suprime, en cierta medida, la injusticia, desde luego en una medida que supera aquello a lo que la humana justicia puede aspirar».

Por eso, concluye Mata, autor también de El tren de la muerte, –la primera investigación exhaustiva sobre el mayor fusilamiento público de la guerra civil española–, «los mártires son la mejor medicina contra el rencor que subyace en nuestra sociedad –porque nuestro orden político lo heredamos de esa lucha fratricida, y porque las rencillas ideológicas, regionales, y hasta familiares evidencian que ni unos ni otros han perdonado– y puesto que los mártires ni participaron en la lucha ni apoyaron al bando ganador, no es óbice para proponerlos como ejemplo liberador del odio el hecho de que solo los matara uno de los bandos de la Guerra Civil».
No se ha podido encontrar la URL de especificaciones de gadget.