Libros‎ > ‎Reseñas‎ > ‎

Navarra fue la primera. 1936-1939

publicado a la‎(s)‎ 30 ene. 2010 3:43 por CirculoCarlista .com
Autores
: Antonio de Lizarza, Javier Nagore, Salas Larrazabal, García Serrano, Alvaro d’Ors
Editorial: Sahats
Páginas: 691
ISBN: 84-935081-8-7
Pedidos: sahats@teleline.es

“Navarra fue la primera, 1936-1939” es un ejercicio inusual de navarridad y por tanto de españolidad sin límites, pues supone la reedición de cinco obras esenciales en su géneros para conocer el ambiente social, político y religioso de la Navarra de nuestra última guerra.

El presente volumen comienza con la publicación de “Memorias de la conspiración”, de Antonio de Lizarza Iribarren. Se trata de un libro de historia con ritmo de novela. Empieza el autor con una rápida ficha biográfica para centrarse enseguida en la descripción de la España nacida con la proclamación de la II República y en los esfuerzos del Carlismo para preparar la derrota de la Revolución gobernante.

La segunda obra “La 1ª de Navarra”, de Nagore, nos trasmite el pulso de los voluntarios navarros: sus anelos y esperanzas. De su lectura se desprende una realidad que puede gustar más o menos, pero que fue así: la guerra no fue consecuencia de un simple golpe militar, sino que fue la manifestación de un movimiento cívico militar, pues las filas de voluntarios fueron engrosadas por jornaledos y oficinistas, obreros y estudiantes.

La tercera, obra de Ramón Salas Larrazabal, es “Cómo ganó Navarra la Cruz Laudeada de San Fernando”.

La cuarta obra que se incluye es de un maestro de la Lengua Española, Rafael García Serrano, autor de “Cantatas de mi mochila”.

Y finalmente, se incluye el más enjundioso de los estudios sobre la legitimidad o no del Alzamiento del 18 de julio: “La violencia y el orden”, de Álvaro d’Ors, que el mismo catalogó de “Teología política”.

El esfuerzo editorial que ha supuesto la reedición de estas cinco obras es cada vez más necesario, pues ante los constantes intentos del actual gobierno por imponer una “memoria histórica” parcial y tendenciosa, se requiere cada vez más la enseñanza de la realidad como sucedió, y esto lo hacen las cinco obras incluidas, que no son obras políticas sino históricas. Desde el PSOE se quieren reabrir una heridas que estaban cerradas hace mucho tiempo, y la única manera de volverlas a cerrar es aplicar la medicina de la verdad.