Libros‎ > ‎Reseñas‎ > ‎

Historia fotográfica de la última Guerra Carlista (1873-76)

publicado a la‎(s)‎ 6 feb. 2010 7:38 por CirculoCarlista .com
Autor
: Juan Pardo y Juantxo Egaña
Editorial: Txertoa, Andoain 2007
Páginas: 162
ISBN: 978-84-7148-416-1
P.V.P.: 25,00 €

La Guerra Carlista de 1872 a 1876, no fue el primer conflicto bélico cubierto por la fotografía, pues con anterioridad la fotografía bélica había hecho su presencia en la Guerra de Crimea, en la de Secesión Americana y en la Comuna Parisina.

Sin embargo, la segunda guerra carlista si tiene el mérito de haber sido el primer conflicto español en el que la fotografía estuvo presente. Las circunstancias históricas eran propicias, pues si bien la fotografía estaba en un estadio de desarrollo inicial, si es cierto que había sufrido una gran evolución con respecto a las primeras pruebas fotográficas de décadas anteriores.

De estas fotografías bélicas, y de las fotografías posteriores al conflicto, es posible establecer una consecuencia política de primer orden: la mitificación de D. Carlos VII, como rey de los carlistas, que primero en el peligro, sabe afrontar todos los inconvenientes de la guerra y acompaña a sus tropas en la victoria, o en el exilio. Sin duda alguna, la romántica imagen de don Carlos VII, debe mucho no sólo a lo inquebrantable de sus principios y a la legitimidad de su pretensión, sino que también debe mucho a la habilidad en que los carlistas supieron utilizar la fotografía como elemento propagandístico. Así, las fotografías de Carlos VII, y de la familia real corrían de mano en mano, sin que en ningún hogar tradicionalista, por humilde que fuera, se guardara celosamente alguna imagen de su rey.

Pero la “Historia de la última Guerra Carlista” trata de mucho más, pues ofrece al lector la posibilidad de ser espectador privilegiado en el conflicto que enfrentó a los españoles entre 1872 y 1876. La profusión fotográfica es el mayor valor del libro que hoy comentamos, pues el lector podrá admirar la mítica fotografía de Carlos VII realizada por Mathieu Derocre, o las fotografías de Carlos VII y su Estado Mayor en Tolosa, la partida del Cura Santa Cruz en Vera de Bidasoa, los dirigentes carlistas en Vevey, o las fotografías de infancia del futuro rey Jaime III.

La edición está sumamente cuidada, pues el formato es manejable y la calidad del papel óptima. El libro, dividido en catorce capítulos, realiza un breve repaso del conflicto bélico, situando al lector para el mejor aprovechamiento de los testimonios fotográficos.
Comments