Libros‎ > ‎Reseñas‎ > ‎

España, el final de una época.

publicado a la‎(s)‎ 17 mar. 2010 13:59 por CirculoCarlista .com
Autores
: VV.AA.
Editorial: Libros Libres, Madrid, 2009
Páginas: 268
ISBN: 978-84-92654-11-6
PVP: 20,00 €

“España, el final de un época”, editado por Libros Libres, constituye el Informe elaborado por el Foro de la Sociedad Civil, por ello, el libro que hoy presentamos, es la contribución de 14 profesionales destacados en diversos ámbitos de la cultura y la sociedad civil.

Nombres tan conocidos como Juan Antonio Sagardoy, Julio Banacloche o Fernando Lázaro, nos desglosan la situación española actual en asuntos de vital importancia como: la justicia, la lengua, la inmigración, la económica, la empresa o la política.

Es difícil realizar una breve reseña de los contenidos del libro, pues ninguna realidad importante escapa al análisis. Baste exponer brevemente la tesis mantenida por los autores: la muerte del General Franco, supuso el final de una época que encontraba su origen en la guerra civil del 36. Con la caída del régimen franquista, empezaba una nueva época, dividida en dos partes: la transición y la democracia. Tanto la transición, como la primera parte de la democracia, supuso una época de ilusión y de esperanza, los gobiernos democráticos se sucedieron con normalidad, e incluso llegó a gobernar la derecha, sin que nada pasara, tal y como vaticinaba la agorera izquierda.

Pero la llegada a la presidencia del señor Rodríguez Zapatero, ha supuesto en fin de esa época.

Por primera vez, nos encontramos un presidente que no trata de solucionar los problemas presente, sino que se dedica a crear y abrir nuevos debates y nuevos problemas, sin saberlos solucionar. Es evidente, que el problema territorial es uno de los peor tratados por la Constitución; el estado de las autonomías está creando un alto nivel de insatisfacción ciudadana, y un alto nivel de litigiosidad entre las administraciones; y en este estado de cosas, el presidente, decide impulsar y patrocinar las reformas estatutarias e implicarse directamente en el anticonstitucional Estatuto Catalán.

Otro de los grandes problemas españoles es el educativo, y en lugar de refundar el sistema educativo español, que vive en estado vegetativo desde los inicios de la democracia, al presidente se le ocurre enfrentar a la población española, con una asignatura innecesaria e ideologizada, como es educación para la ciudadanía. Todo esto, complicado con el problema lingüístico y la falta de libertad de los padres para elegir la lengua en que quieren que se eduque a sus hijos.

Cuando gran parte de los españoles no han asumido como lícita, la muerte de miles de inocentes que supone la ley del aborto, el presidente trata de reformar la ley, para convertir el asesinato de inocentes en un derecho.

Cuando la guerra civil española era una guerra que entraba a formar parte de la historia, sin conocimiento directo de la mayor parte de los españoles, el señor presidente con su Ley de la Memoria Histórica ha tratado de agitar viejos fantasmas, con el único fin de acabar con la paz social.

Es evidente, que el actual gobierno no es sólo un mal gestor, que está siendo pieza imprescindible para agravar la crisis económica española, sino que además es un gobierno que ha recuperado la política socialista de los años 30 del siglo pasado, política que en esencia consiste en enfrentar a los españoles para conseguir oscuros intereses políticos.