Libros‎ > ‎Reseñas‎ > ‎

Ensayo sobre el catolicismo, el liberalismo y el socialismo.

publicado a la‎(s)‎ 18 feb. 2010 11:12 por CirculoCarlista .com
Autor
: Donoso Cortés
Edición: Juan Olabarría
Editorial: Biblioteca Nueva
Páginas: 255
ISBN: 978-84-9742-162-1
P.V.P.: 15,00 €

Hoy presentamos un auténtico clásico: “Ensayo sobre el catolicismo, el liberalismo y el socialismo”.

Como los clásicos, el ensayo de Donoso Cortés, no ha perdido actualidad; por algo es un texto de obligada lectura en multitud de universidades extranjeras, y por algo es un texto de escasa lectura entre los universitarios españoles.

Su certera visión de la superioridad de la visión cristiana, sobre la visión socialista y la liberal, es abrumadora. Aunque en realidad, Donoso sólo contrapone la visión católica del mundo, con la visión socialista, pues de la escuela liberal el autor es claro al manifestar que “en su soberbia ignorancia desprecia la teología y no porque no sea teológica a su manera, sino porque, aunque lo es, no lo sabe”. Dicha afirmación nos recuerda a otra realizada por Chesterton, que dijo aquello de que sólo hay dos tipos de personas: los dogmáticos que son conscientes de serlo, y los dogmáticos que no lo saben.

Y es que para Donoso, la religión y la sociedad están íntimamente unidas. La política y la religión es una misma cosa, siendo fundamental la dependencia entre los problemas relativos al gobierno de las naciones, de aquellos otros que se refieren a Dios.

Con esta visión, el catolicismo es el único que puede responder enteramente al hombre y satisfacer sus necesidades de criatura eterna. Efectivamente, el liberalismo se muestra incapaz de resolver los problemas del hombre, pues trata de gobernar sin pueblo y sin Dios. Igualmente, el socialismo se muestra incapaz, pues trata de cambiar la sociedad no para hacer al hombre más libre, sino para que las pasiones se muevan libremente.

La concepción que del liberalismo realiza Donoso, es muy similar a la que hoy podríamos realizar de la derecha española. Para Donoso el liberalismo no es ningún peligro, pues en la lucha con el socialismo nada tiene que hacer. Su incapacidad de imponerse, su obstinación en poner una vela a Dios y otra al diablo, sus continuos cambios para parecer lo que no es, y su falta de principios (aunque fueran equivocados), lo hacen presa fácil de un socialismo dogmático, capaz de mantener sus tesis aun fracasados sus experimentos.

Todo filósofo es fruto de su época y Donoso Cortés, en esta obra se nos presenta como un extremeño universal hijo del siglo XIX. Destacó como pensador, como periodista, como diplomático, como orador y político, como teólogo y asceta, e incluso como confidente de reinas. Fruto de su época es también su tránsito político, pues siendo un furibundo defensor del liberalismo en su juventud, lo detestó en su madurez por revolucionario, convirtiéndose en un fiel defensor de la tradición hispana, que es tanto como decir de la tradición católica.

Se cuentan pocos pensadores de calidad en la historia, que no iniciarán su vida intelectual en el tradicionalismo, o que desde diversas corrientes no transitaran en la madurez hasta postulados tradicionalistas; Donoso es un claro ejemplo de ese tránsito. Los verdaderos intelectuales llegan siempre a la misma conclusión: Sin tradición católica, Europa no existe, sin verdadera tradición católica, la libertad real es imposible.