Libros |

El Alcázar no se rinde 
La historia gráfica del asedio más simbólico de la Guerra Civil

Autores: Jorge Fernández-Coppel, Blas Piñar Gutiérrez; Editorial: La Esfera de los Libros, Madrid 2011; Páginas: 290, profusamente ilustrado; ISBN: 9788499700892; PVP: 29,90 €

Madrid, 01/09/2012
Portada del libro

¡Sin novedad en el Alcázar! es sin duda una de esas frases que constituyen una acertada síntesis de una época, de un sentimiento, de un espíritu que animó todo un hecho heroico que trasciende la vida ordinaria para convertirse en historia.



Tal frase la pronuncio el coronel Moscardó el 28 de septiembre de 1936 ante las tropas nacionales liberadoras del Alcázar de Toledo. Con ese parte ¡Sin novedad en el Alcázar! se resumía tal y como hemos dicho el espíritu de los militares y civiles que soportaron el asedio rojo del Alcázar con la seguridad que su propia voluntad era la que vencería, que su causa requería grandes sacrificios y que la recompensa de su heroicidad llegaría. Y efectivamente, tal frase resume el espíritu de la mayor parte de las tropas y voluntarios nacionales que se alzaron frente a una República que había perdido su legitimidad en febrero del 36 (si es que alguna vez la tuvo).

¡Sin novedad en el Alcázar! es la síntesis acertada del espíritu de un pueblo español que se opuso valerosamente al avance de la revolución, a la sovietización de la política española de los años 30, y que se supo defender sus principios religiosos frente al feroz ataque de un ateísmo rojo que con la destrucción de Dios pretendía la destrucción del hombre.

No es casualidad que la historia no reseñe en el bando rojo ningún episodio de resistencia o entrega heroica tal y como si se recuerdan en el bando nacional. Heroísmo, y en grado sumo, fue la resistencia del Alcázar de Toledo, fue la resistencia del Santuario de Santa María de la Cabeza (aunque esta no fue coronada por el éxito), la resistencia de Oviedo, o la entrega voluntaria por parte de Navarra de la inmensa mayoría de sus jóvenes alistados en el Requeté para contribuir a la salvación de España.

El coronel Moscardó ya anunció en julio del 36 que el Alcázar no se rendiría; tal aseveración, teniendo en consideración la situación material y humana del Alcázar, solo podía partir desde el convencimiento personal en la victoria de la razón. Ahora la Esfera de los Libros nos presenta una magnífica historia gráfica del asedio del Alcázar que como no podía ser de otro modo lleva por título “El Alcázar no se rinde”. Sus autores (Blas Piñar Gutiérrez y Jorge Fernández- Coppel) nos recuerdan con claridad y contundencia la entrega heroica de los 1800 defensores del Alcázar, tanto militares como civiles, que tan sólo se sustentaban con una fe patriótica y religiosa digna de figurar con letras capitales en la historia patria.

Junto a los datos del asedio y a la crónica mensual del sufrimiento en el periodo desde el 18 de julio al 28 de septiembre de 1936 figura un amplio aporte gráfico (en algunos casos inédito) que es la mayor aportación de la obra.

En un época en que la gesta del Alcázar se ha querido borrar de la historia, en la que el museo del asedio se ha eliminado, y en la que se ha cerrado al público la cripta, es necesario poseer en todas las bibliotecas libros como el que hoy presentamos con el fin de preservar uno de los hechos más heroicos de la historia de España, hechos que por ellos mismos son capaces de transmitir a las generaciones más jóvenes el amor a la Religión verdadera, y el amor a la patria española.



Le puede interesar