Libros‎ > ‎Reseñas‎ > ‎

Cómo sobrevivir intelectualmente al siglo XXI.

publicado a la‎(s)‎ 28 feb. 2010 12:40 por CirculoCarlista .com
Autor
: Leonardo Castellani
Edición: Juan Manuel de Prada
Editorial: Libros Libres ,2008
Páginas: 334
ISBN: 978-84-96088-84-9
P.V.P.: 18,00 €

Juan Manuel de Prada acerca a los lectores españoles la obra de uno de los grandes pensadores hispanos antiliberales, el argentino Leonardo Castellani.

La publicación de la obra de Castellani, es un gran acierto que se ha de apuntar Libros Libres. Efectivamente, en una sociedad española donde el liberalismo parece haber triunfado, sin ninguna oposición interna importante (fuera de reducido grupo de intelectuales tradicionalistas y carlistas), es de vital importancia que las generaciones jóvenes conozca la riqueza intelectual del pensamiento antiliberal.

Es más, en la actual crisis económica internacional, en donde se ha demostrado el fracaso tanto del liberalismo político, como del socialismo, es necesario replantearse las grandes cuestiones políticas y económicas, para dar nuevas soluciones.

Castellani, ya en la primera mitad del siglo pasado, percibió que los errores del siglo XIX seguían presentes en su querida Argentina.

La recopilación que nos presenta Juan Manuel de Prada y que lleva por subtitulo “los escritos más polémicos del Chesterton de la lengua española”, es un buen ejemplo del pensamiento de Castellani. Ninguno de los grandes temas sociales, económicos, políticos o culturales queda fuera del interés de su pluma.

Curiosa resulta la denominación que Castellani da a la democracia: la demogresca. Frente a la demogresca, el autor sabe valorar los elementos positivos de la monarquía católica. Así, el control del poder político mediante los archiconocidos cuatro topes políticos: los gremios, la universidad, la magistratura y la Iglesia. En esta monarquía católica hubo buenos y malos reyes, pero es indudable que dicha monarquía se perpetuó durante siglos aportando una gran sabia cultural y fundando Europa.

Otro de los grandes debates planteados por Castellani es, sin duda alguna, la necesidad de restaurar la verdadera ley natural, fruto de la inteligencia y no de la voluntad, pues dicha restauración es la única posible si se pretende la restauración moral del pueblo. No otra es la esencia de la tradición, que es inmortal para Castellani, pues la tradición es el alma de la historia, y no puede existir historia, sin alma, ni alma sin tradición.

El catolicismo, su crisis, los ataques que sufre, su catarsis, y su carácter como elemento configurador de Occidente, es otro de los pilares del pensamiento de Castellani. Para él, el cristianismo en América se ha acomodado, y no ha sabido defender con valentía sus verdaderos principios frente a un comunismo cada vez más envalentonado. Es necesario volver a los orígenes del cristianismo, es necesario volver a configurar una Iglesia evangelizadora, que sea capaz de luchar contra la falsa ciencia de la religión, que sea capaz de luchar contra la crítica seudocientífica, y que sea capaz de defender con solvencia intelectual sus dogmas. Igualmente, considera una necesidad urgente defender a la familia de los continuos ataques realizados por el liberalismo, que mediante las leyes civiles introdujo la funesta infección que esta llevando a la disolución de la familia.

Pero Castellani, no sólo se nos presenta dogmática, sino que demuestra ser un gran crítico literario. Así, su personal visión de Joyce y de su Ulises, su adoración a Hilaire Belloc, su pasión por Wodehouse, o su acerada crítica a la obra de George Wells, demostrará al lector que Castellani, conocía perfectamente las corrientes culturales de su tiempo.

Queremos terminar esta reseña incitando al lector a la práctica revolucionaria, pero considerando la revolución como lo hiciera Castellani: “hacer una revolución no es agarrar un arma, salir corriendo, sacar a otro de un sillón y ponerse el; revolución bien llamada es la realización externa de un principio; será buena, si el principio es verdadero, y mala si el principio es falso”.