Palabras de presentación del nuevo presidente regional de la CTC, Jesús José Blasco Lagunilla.

publicado a la‎(s)‎ 2 may. 2010 7:09 por CirculoCarlista .com   [ actualizado el 2 may. 2010 7:12 ]

Comunión Tradicionalista Carlista

Jefatura Regional del Reino de Valencia
 

Valencia, marzo de 2010

Queridos Carlistas:

Mediante este escrito deseo saludaros y ponerme a vuestra disposición, como nuevo Jefe Regional de la Comunión Tradicionalista Carlista del Reino de Valencia. Es para mi un inmenso honor, (no sé si merecido), el haber sido escogido para esta enorme responsabilidad.

Es cierto, gran responsabilidad, precisamente en estos momentos en los que España esta sufriendo de nuevo los avatares de la revolución. Una vez más el liberalismo y el socialismo-comunista, se alían para tergiversar la historia, para contarnos su versión manipulada de los hechos, para destruir a la familia, para provocar el libertinaje, para atacar a la religión católica, para destruir la vida del inocente, en fin para crear un caos en el que ellos se mueven como pez en el agua y los demás sufrimos las consecuencias de su nefasta política.

Son momentos críticos en los que hay que estar muy alertas, porque a España se la está volviendo a negar su personalidad histórica, su propio ser,  cerrándole todos los caminos posibles para recuperarlo.

Por ello creo que ha llegado el momento de ponernos las pilas y de trabajar.

El Carlismo dispone hoy de una máquina bien engrasada, la CTC, en ella se unieron  hace 24 años la gran mayoría de carlistas con la ilusión de crear una organización política seria, coherente y unida que pudiera hacer frente a lo que se nos venía encima.

Pues bien aquello que se nos venía encima ya lo tenemos hoy aquí. Partidos con piel de cordero que en su día se repartieron las tierras de España y que hoy sacan sus colmillos para chuparle la sangre hasta dejarla extenuada, sin aliento, sin esperanza, sin Fe.

Creo que no es preciso decir mucho más, los carlistas llevamos a nuestras espaldas 175 años de experiencia política y nadie nos va a dar lecciones, ni nos tienen que decir por donde viene el enemigo, porque al enemigo lo conocemos de sobra. La revolución liberal-socialista, los separatismos de toda laya, y la histórica mano negra de la masonería detrás de todos ellos.

Como os decía al principio, es hora de trabajar, cada uno como pueda y desde donde pueda, con su aportación personal o económica. La sociedad en la que vivimos nos somete como esclavos, a la misma. Es una esclavitud que a veces no produce dolor, por eso es más peligrosa, es la esclavitud de la comodidad, del bienestar, de la falta de responsabilidad, del pasar de todo, de no sacrificarse por nada.

Eso es lo que el enemigo desea, entontecernos, adormilarnos, para poder hacer lo que ellos quieran, a sus anchas y que luego repercutirá directamente en nuestras vidas, léase aborto, divorcio, eutanasia, paro, enfrentamiento social, libertinaje, ataque contra la Iglesia Católica, etc. etc.

Por eso de nosotros depende, de hasta que punto estamos dispuestos a NO DEJARNOS ESCLAVIZAR.

Hoy estamos en un grave periodo de crisis a la que nos han llevado las malas artes de ese mismo enemigo, de ese sistema liberal capitalista. Y por si nos faltaba algo llegan sus hijos, los socialistas y lo acaban  de hundir del todo. De manera que tenemos en España casi cinco millones de parados, miles de empresas cerradas, miles de familias que no pueden llegar a final de mes y los señores diputados del PSOE y del PP, y sus comparsas, discutiendo si se ponen de acuerdo o no para solucionar unos problemas que han creado ellos mismos. Es una burla a la inteligencia de cualquier español.

Nada nuevo que aportar a mis palabras, todos los días lo vemos por la nefasta televisión. Con sus mentiras y enredos tratan de destruir la conciencia de los españoles.

Por ello, esto se ha convertido en una cuestión de conciencia. Y los carlistas de eso tenemos y mucha. No quiero alargarme más. Mi nombramiento guste más o guste menos, no va a solucionar por si solo los problemas, ni va a reorganizar  por si solo a la CTC en el Reino de Valencia.

Este Jefe Regional necesita apoyarse en los carlistas valencianos, sin discriminación alguna, mirándonos a los ojos, con sinceridad, abierto a vuestras ideas y opiniones. Hoy la Causa de Dios Patria, Fueros y Rey Legítimo, os necesita para hacer política, como en otros tiempos os necesitó para el combate. Despleguemos nuestras banderas, a corazón partido, plenos de confianza en quien siempre hemos confiado, en Nuestro Señor Jesucristo.

 

Recibid un fuerte abrazo en Cristo Rey.

 

Siempre vuestro,

 

Jesús José Blasco Lagunilla

Jefe Regional de la CTC del Reino de Valencia