Blog‎ > ‎

Guipúzcoa con ojos británicos.

publicado a la‎(s)‎ 17 mar. 2010 15:16 por CirculoCarlista .com
Entre 1835 y 1840, durante la Primera Guerra Carlista, se produjo en Gipuzkoa un hecho artístico singular, una concentración no del todo explicada e irrepetible de militares ilustradores. Siete soldados británicos diestros con los lápices y las acuarelas coincidieron entonces en nuestro convulso territorio, reflejando en sus dibujos hechos históricos, pero sobre todo paisajes e imágenes de la vida cotidiana en aquel tiempo.

Una muestra de su testimonio visual puede verse desde hoy en la Ganbara del centro cultural Koldo Mitxelena. La exposición 'Basque Sketches, ilustradores militares británicos en la Primera Guerra Carlista' muestra hasta el 30 de abril 91 láminas originales y tres libros, pertenecientes a los fondos de la Diputación Foral de Gipuzkoa, y que hasta ahora se encontraban entre el Museo Zumalakarregi de Ormaiztegi y los archivos del Koldo Mitxelena.

Mikel Alberdi, director del Museo Zumalakarregi, comentaba ayer en la presentación de la muestra que «no conocemos otra concentración de ilustradores en otro momento de la historia de Euskal Herria como la registrada en Gipuzkoa durante la Primera Guerra Carlista».

De los siete militares británicos cuya obra se ha reunido ahora no se sabe demasiado. «Tenían buena mano. Parece que en las escuelas militares británicas les insistían en la formación pictórica». Sin embargo, aunque en algunos casos pueda pesar la ilustración como elemento meramente informativo y hasta de espionaje en unos tiempos en que la fotografía aún no sea había popularizado, el perfil de los soldados ilustradores parece ser el de militares al uso que en sus ratos libres dibujaban o pintaban por afición. «La mayor parte de sus cuadernos están llenos de paisajes sin sentido militar, realizados por placer», apunta Alberdi.

La Legión Británica

De los siete artistas cuyos dibujos llaman la atención ahora tras las vitrinas del KM, seis formaron parte de la Legión Auxiliar Británica, Richards Lyde Hornbrook y su hijo Thomas, el médico Henry Wilkinson, el mayor Charles Van Zeller, Sydney Crocker y Bligh Barker. La Legión Británica era un cuerpo de voluntarios que desde el verano de 1835 acudió en apoyo del bando liberal. Estuvo en San Sebastián y Vitoria y tuvo su mayor éxito en Irun y su mayor fracaso en la batalla de Oriamendi. Pese a lo numeroso de sus componentes (10.000 hombres, de los que fallecieron una cuarta parte, muchos de ellos por enfermedad) no parece que su intervención fuera decisiva en la Primera Guerra Carlista.

Decíamos que seis de los siete ilustradores lucharon en el bando liberal desde la Legión Británica. El séptimo, el escocés Charles Frederick Henningsen, protagonizó una peripecia más curiosa. Con 19 años de presentó voluntario ante los carlistas y se incorporó a la caballería de Zumalacárregui. Henningsen pasa por ser el primer biógrafo del general carlista, a través del libro que escribió, 'Doce meses con Zumalacárregui'.

Hasta fecha reciente se desconocía su faceta pictórica. Sus acuarelas que podemos ver en el Koldo Mitxelena , con un toque algo naif y mucho interés por los uniformes, tienen el valor añadido de retratar a Zumalacárregui en vida, mientras que la mayor parte de los retratos del general se pintaron con él ya muerto y por artistas que no le habían conocido.

Después de las Guerras Carlistas, Charles F. Henningsen proseguiría su azarosa vida participando en otras contiendas, siempre desde el lado perdedor, incluido el levantamiento de los húngaros contra Austria en 1849 y la Guerra de Secesión estadounidense, que vivió desde el bando sudista.

Hace 170 años

Los bocetos, apuntes, dibujos, acuarelas y litografías de la exposición comisariada por Mayi Setién permiten realizar un viaje a la Gipuzkoa de hace 170 años. Aunque estos militares artistas también plasmaron paisajes de Andoain, tolosa, Bergara u Hondarribia tras la Primera Guerra Carlista, el grueso de la colección foral muestra imágenes situadas en el área en el que se movió la Legión Británica: San Sebastián, Pasajes, Hernani e Irun.
'Basque Sketches, ilustradores militares británicos en la Primera Guerra Carlista' permite ver al espectador espacios poco conocidos, como el fuerte de Lord John Hay que construyeron los británicos en Jaizkibel, o descubrir un lugar que ya no existe, el donostiarra convento de San Francisco, situado en los terrenos sobre los que ahora se encuentra en polideportivo Zuhaizti, que dibujó Richard Hornbrook.

Fuente: Diario Vasco 02.03.10